Tesla, el principal fabricante de automóviles eléctricos del mundo, puso a la venta su nueva creación: TEJAS SOLARES, las que presentó hace unos meses y con las que pretende revolucionar el mercado de la energía solar.

OP-TESLA-TEJAS-SOLARES-2-600

La apuesta por las energías solares de Elon Musk, director ejecutivo de Tesla Motors y presidente de Solar City, va más allá de los vehículos eléctricos. A finales de 2016, Tesla presentó un nuevo prototipo de tejas solares adaptables a todas las cubiertas de viviendas familiares, con un aspecto discreto y a un precio inferior al de las placas convencionales. El producto, que saldrá a la venta en los próximos días, convierte el tejado de cualquier hogar en un captador de energía solar. Musk recurrió a su cuenta de Twitter para anunciarlo: «Se abren los pedidos de las tejas solares de vidrio de Tesla».

Hace unos meses, Musk dio a conocer sus nuevas “tejas solares” de diferentes estilos, algunas de las cuales logran asemejarse a la pizarra de estilo francés o a las utilizadas en los edificios modernistas y otras, al estilo Toscano y a sus azulejos curvados, aunque quien quiera adquirir estas últimas tendrá que esperar hasta 2018.  Según la compañía, además de ofrecer un cuidado diseño, son mucho más resistentes que cualquier material utilizado hasta ahora en cubiertas.

«El objetivo es tener tejados solares que sean mejores que los convencionales, que generen electricidad de mayor duración, proporcionen mejor aislamiento y lo hagan con un menor coste», aseguraba el empresario durante la presentación de las mismas.

La idea que ofrecen Tesla y SolarCity con la implantación de las nuevas tejas fotovoltaicas está basada en el modelo de urbanización unifamiliar, común en Estados Unidos. Sin embargo, España debería adaptarlo a las viviendas plurifamiliares, las más comunes en nuestro país.

A pesar de que no está prevista la fecha definitiva de comercialización, Panasonic ha llegado a un acuerdo para la fabricación de células y paneles fotovoltaicos. La inversión ascendería hasta los 256 millones de dólares (245 millones de euros) y se llevaría a cabo a partir del verano de éste mismo año.

Una vez que las nuevas tejas sean distribuidas en Estados Unidos, llegarán a nuestras fronteras, donde por el momento se mantiene vigente el llamado “impuesto al sol” que impone el pago de una cuota por cada kWh que se genere.

Por otro lado, Musk también expuso la segunda generación de la batería recargable Powerwall, que dispone de 14 kWh de almacenamiento, el doble que la primera generación, por un precio de 5.500 USD (5.173 euros aproximadamente). La nueva batería se añadiría a la compra de los nuevos tejados solares junto con el cargador de que ofrece Tesla en sus automoviles.

Según los directivos de la compañía estadounidense, Powerwall 2 abastecería la energía necesaria para una vivienda con cuatro habitaciones durante todo un día. Además, si el hogar dispone de una conexión a un sistema solar en el tejado, podría alimentar energéticamente al mismo de manera indefinida.

CASA-TESLA-TEJADOS-SOLARES-300

Tesla comienza a formalizar reservas para su tejado solar

Según las estimaciones que se han empezado a hacer, cubrir una tejado de 610 m² dentro del estado de Nueva York, con un 40% de tejas solares donde se incluye una batería Powerwall 2, costará cerca de 50.000 dólares (47.000 euros aprox.). Este precio sería el total a pagar, incluyendo las subvenciones por parte del gobierno y la instalación.

Para hacer esto aún más atractivo, Tesla está incluyendo una garantía de “por vida” en la durabilidad de cada una de las tejas, además de una garantía de 30 años de generación de energía y 30 años en intemperización. Todas las cotizaciones incluyen instalación, permisos, la batería Powerwall 2, que se puede eliminar para disminuir el coste, así como el mantenimiento y la retirada del tejado existente sin coste adicional. Este proceso se estima que se lleve a cabo en un periodo de entre 5 y 7 días dependiendo del tamaño de cada casa.

Hay que destacar que no todas las tejas son solares, sin embargo, Tesla proporcionará cada una de las tejas con o sin células solares bajo el mismo diseño, lo que ayudará a mantener la estética exterior de la casa. Los consumidores podrán elegir entre un máximo del 70% en cobertura con tejas solares, aunque Tesla cree que en la mayoría de los casos necesitará cubrir tan sólo un 40% (EE.UU.).

El coste real de las tejas solares será de 42 dólares (39,5 euros aprox.) el pie cuadrado (equivalente a 0,093 m²), esto antes de incentivos gubernamentales. Cada teja está construida con una placa de cristal templado sobre una célula solar, permitiendo que la luz pase sin problemas y a su vez protegiendo la célula. Según Tesla, este tipo de fabricación permite que cada teja sea hasta tres veces más resistente que las tejas convencionales, lo que permite ofrecer tan amplio periodo de garantía.

Las reservas ya han arrancado y se necesita un depósito de 1.000 dólares para efectuar el pedido, el cual se puede hacer desde cualquier parte del mundo donde Tesla tenga presencia. Por el momento solamente está disponible en dos acabados: cristal liso y cristal con textura, ya que los otros dos diseños estarán disponibles hacia finales de año.

Las entregas están programadas para el verano en Estados Unidos, mientras que el resto del mundo tendrá que esperar hasta 2018. Lo producción arrancará en los próximos días en la planta solar de Tesla en Fremont (California) y posteriormente cambiará a su nueva fábrica en Buffalo, Nueva York, fabrica que también cuenta con la inversión de Panasonic.